martes, 18 de agosto de 2009

HAIBUN "OLOR A FLOR DE ACACIA" POR KOTORI


Fotografía Mercedes Pérez



OLOR A FLOR DE ACACIA


Es tan intenso su aroma al amanecer, cuando los rayos del sol entibian sus esencias que despierto embriagada.
Miro sus flores, dulce crema , que de niña merendaba y me llega la inocencia del ayer en el barrio, dónde los niños jugábamos con cosas sencillas. Con tierra, con agua, con hojas. Con caracoles y lombrices.
Recuerdo el canario amarillo, regalo del abuelo, que una tarde de viento furioso salió volando con su jaula y claro, murió.
Le enterramos en un pinar cercano, dentro de una caja de zapatos en la que metí flores de geranios que arranqué de una ventana cualquiera.
Ahora estoy aquí, con una taza de té en mi mano, asomada al balcón que enmarca la copa de una acacia repleta de flores.


Días de viento.
En las manitas con barro
flores de acacia.

3 comentarios:

Mar Solana dijo...

Nuestros recuerdos de infancia guardan ese sabor de sencillez y de grandeza con cosas, que ahora, a la mayoría de los mortales les pasan desapercibidas, por parecerles simplezas sin importancia...

El pueblo de mi padre, "El Arenal" de Ávila, aquel al que dediqué una entrada en mi blog por sus devastadores incendios... ¡conserva aún algunas acacias, capaces de abrigarte y protegerte con su sombra, aunque sus flores penden ahora secas y agostadas!

Sin embargo, yo las percibo tan vulnerables como ese pajarillo de tu foto, que con un mal soplo... se acabó...

Que disfrutes de muchos "tés" como este, preciosa.

;=))

Un fuerte abrazo de Madre Naturaleza compartida...

Toñi dijo...

Hola Mercedes!!

Hermoso haibun. No sé cómo huele la acacia, pero me están dando muchas ganas de buscar una para conocer su aroma.

Me gusta mucho la referencia del canario muerto y la caja con flores de geranios.

Y la foto es impresionante. Ese pajarillo, sin plumas...

Un beso.

Mercedes dijo...

Gracias Mar y Toñi por acompañarme en este viaje en el tiempo.... Un beso muy fuerte para las dos... Nos seguimos leyendo amigas..

Con cariño, Mercedes