viernes, 23 de septiembre de 2011

UN AMIGO DEL NORTE. HAIBUN

fotokotori


Hará cosa de un año, un amigo del norte con el que comparto más de una afición, me regaló un libro sobre nubes. Se nota que conoce bien la pasión que tenemos los haijines de andar con la mirada perdida por esos cielos poblados de seres etéreos que desafían las pesadas leyes terrenales, como esa que se empeña en hacer que las manzanas se caigan del árbol, o que otras cosas menos prosaicas, también caigan.
Me he acordado de él porque hoy, al otear el horizonte, he tenido la clara conciencia de que algo ha cambiado de forma sustancial por allá arriba. No sé si será cierto eso de que andan fumigándonos con perversas intenciones y que por ello en el cielo de ahora se dibujan estelas geométricas en cuadrículas perfectas, carentes de toda naturalidad, no sé… pero hoy, de nuevo, he visto esas parrillas que se me antojan un tanto diabólicas a pesar de su aparente inocuidad y me pregunto que estamos haciendo con nuestro cielo, con nuestra tierra.
No quiero caer en la desesperanza , ni quiero enredarme en inútiles batallas que cobran un canon excesivo en vida y alegría, porque hoy como antaño, cuando era sólo una chiquilla soñadora, anhelo sucumbir al asombro de ver pasar nubes, esas que traen desde algún lejano rincón del mundo, el agua de la vida enredada en imprevisibles y voluptuosas formas.




viento en las hojas;
de la luna se aleja
una nube pez




kotori 11

miércoles, 7 de septiembre de 2011

EL MITO DE UZUME, LA DIOSA JAPONESA DE LA DANZA Y LA ALEGRÍA




Esta historia pertenece a la mitología shintoísta y nos habla de cómo volvió la vida a la Tierra a través de la alegría y la desinhibición de una diosa llamada Uzume que consiguió con el sonido de sus pies danzando sobre una tina de madera puesta del revés y con su baile pícaro, en el que se despojó de sus ropas dejando al desnudo su feminidad mas ìntima, activar la alegría de los dioses y la curiosidad de Amaterasu, la Diosa Sol.

(Existen diferentes versiones del mito. Esta pertenece al libro “Ancient Mirrors of Womanhood” de Merline Stone. Ed. New Sibylline Books 1979).

“Amaterasu Omikami, llamada La del Brillo Celestial, La Gran Mujer y Patrona del Mediodía y La que Reina en la Llanura del Reino Celestial, actuaba de guardiana de la tierra y guardiana de los campos cultivados de arroz (lo cual guarda una similitud con Démeter, la diosa griega de las cosechas).Amaterasu, también presidía el círculo de las tejedoras, en el Gran Salón de Tejedoras del Cielo. Sin embargo, su hermano Susanowo (al cual se le denomina el Injurioso Varón), el dios del mar y de las tormentas, sentía un gran rencor ante el poder manifiesto de Amaterasu. Un día Susanowo anunció que tenía la intención de visitar a su madre para ganarse el derecho de aproximarse al reino celestial de Amaterasu y poder contarle a la diosa cuales eran sus planes. En lugar de eso, Susanowo pisoteó los campos de arroz celestiales que su hermana acababa de plantar y luego defecó en el interior de su templo sagrado. Finalmente, apresó y asesinó a un potro del cielo, irrumpió en el Salón de las Tejedoras del Cielo y arrastró la res sangrante por los telares sagrados de seda, sembrando el desconcierto y el griterío entre las diosas tejedoras.”

(En las diferentes versiones se habla de que o bien alguna diosa murió herida por la lanzadera del telar, o bien que fue la propia Amaterasu que resultó herida en la vagina o inclusive que fue violada por su hermano Susanowo)

“Sumida en la rabia y el miedo, Amaterasu se resguardó en la cueva del cielo, cerró el portón a cal y canto y despojó al mundo de su luz y su calor.Solo quedó la noche interminable. Sin Amaterasu, ya nada crecería sobre la faz de la tierra.

Para impedirlo, ochocientas divinidades se reunieron frente a la cueva con el propósito de intentar que la diosa abandonara su refugio, pero fue en vano.

Finalmente, Uzume la Diosa de la Alegría y de la Danza propuso un plan. Uzume se encaramó a una barrica enorme que resonaba como un tambor e inició unos pasos de baile. La diosa iba golpeando rítmicamente con los pies mientras bailaba una danza eufórica y se quitaba la ropa interior. Entonces, cuando ya había captado la atención de las ochocientas divinidades, se quitó el kimono y mostro su vulva. Los dioses rieron, aplaudieron y gritaron; los gallos cacarearon y el fragor de la hilaridad llegó a oídos de Amaterasu que seguía oculta en su cueva. Picada por la curiosidad, la diosa fue a mirar que ocurría en el exterior, y encontró frente a su rostro un espejo de bronce que habían colocado a la entrada de la cueva. La luz de Amaterasu al reflejarse en la prístina superficie fue tan intensa, que Amaterasu se cegó y la divinidad se vio obligada a aventurarse al exterior. Al salir, los dioses que vigilaban, cerraron la puerta de la cueva tras ella. Con la aparición de la Diosa Amaterasu, la luz del sol volvió a brillar sobre la tierra, se reanudó la alternancia día y noche, y la tierra volvió a ser fértil.”

Anualmente se celebra en Japón un ritual shintoísta en el que se representa en los templos el Kagura de Uzume, haciéndolo coincidir con el amanecer y el canto de los gallos.

Mercedes Pérez

Libros recomendados: "Las diosas de la mujer madura" de Jean Shinoda Bolen Ed. KAIRÓS

lunes, 5 de septiembre de 2011

HUA-HU-CHING

En marzo de 2008 publiqué esta entrada en el blog. La vuelvo a publicar ahora como recordatorio de algo que es muy importante para mí.Ojalá os sirvan de ayuda y guía las palabras de Lao Tsé.


Casi 600 años antes del nacimiento de Cristo, un sabio llamado Lao Tse nos legó sus pensamientos y gracias a la transmisión oral y al celo de sus adeptos que lograron salvarlos de la persecución de los intransigentes, han llegado a nosotros sus sabias enseñanzas, tan vigentes, tan actuales que demuestran que la Sabiduría no tiene fecha de caducidad.



De Lao Tse se han dicho muchas cosas, incluso algunos, dudan de su existencia como personaje histórico y hablan de él como si se tratara de una leyenda.



El Tao The King, es probablemente su “libro” más conocido y consta de la recopilación 81 pensamientos que hablan sobre lo divino y lo humano, sobre política, sobre religión, sobre salud, por que desde el punto de vista del Taoísmo, filosofía que surgió de sus enseñanzas, el ser humano es contemplado como un ser holístico que consta de cuerpo, mente y espíritu, y es la armonía de estos tres aspectos del ser lo que le lleva a la correcta comprensión del Tao, el Camino y en consecuencia a la experiencia de la Liberación y la inmortalidad entendida como la longevidad en estado de bienestar y felicidad..



Pero si tengo que elegir un libro para recomendar, no dudo en elegir el Hua-Hu-Ching, que la tradición también atribuye a este sabio legendario y que es de una modernidad y clarividencia extraordinarias. Consta también de 81 pensamientos o enseñanzas, no en vano el 9 es el número sagrado para los taoístas y dice cosas como esta, que he elegido al azar:



“El pensamiento dualista es una enfermedad,



La religión es una distorsión,



El materialismo es cruel,



La espiritualidad ciega es irreal.



Cantar no es mas sagrado que escuchar el murmullo de un arroyo,



Pasar las cuentas de un rosario no es mas sagrado que simplemente respirar,



Los hábitos religiosos no son mas sagrados que la ropa de trabajo.



/…./



Dando a los demás de manera generosa y anónima, irradiando luz por el mundo e iluminando tu propia oscuridad, tu virtud se convierte en un santuario para ti mismo y para todos los seres.



Esto es lo que quiero decir cuando hablo de encarnar el Tao”.




Cualquiera de las 81 meditaciones son luces que iluminan el camino del buscador espiritual, acompañándole en el despertar.






Os recomiendo su lectura, el libro, Hua-Hu-Ching, está editado por Edaf en su fantástica colección Arca de Sabiduría. La versión es de Brian Walker y está magníficamente traducido por Alfonso Colodrón. Seguro que no os decepcionará.






Gracias de corazón. Mercedes Pérez








viernes, 2 de septiembre de 2011

HAIKU "RÁFAGA DE VIENTO" POR KOTORI





fotografía alienor de sas




ráfaga de viento;
la tormenta ilumina
el perfil del monte




kotori 11






Mi hermano Momiji, escribió hace tiempo un haiku tan parecido, tan parecido que se lo dedico como hacen los japones,cuando consciente o inconscientemente, hacen versiones de los originales de sus maestros. No he sido consciente del parecido hasta hoy que alguien me lo ha recordado.El haiku es como sigue:






arrecia el viento,



la luz de la tormenta



perfila el cerro






Momiji



Acabo de ver en el Rincón del Haiku un haiku de Orzas que dice así:




Murmullo de hojas...

los rayos iluminan

la dehesa del cerro


Orzas


¡¡Como véis, vivimos cerca y sentimos el mismo aware!!