miércoles, 26 de diciembre de 2012

domingo, 23 de diciembre de 2012

viernes, 21 de diciembre de 2012

martes, 18 de diciembre de 2012

SABOR A HAIKU : "LA ISLA DEL LAGO DE INNISFREE" WILLIAM BUTLER YEATS







fotokotori


La isla del lago de Innisfree. William Butler Yeats, 1892. 


Me levantaré e iré ahora, iré a Innisfree, 
Y allí construiré una pequeña cabaña, hecha de arcilla y zarzas; 
Allí tendré nueve surcos de habas, una colmena para la miel, 
Y viviré solo entre el zumbar de las abejas. 

Y encontraré allí algo de paz, porque la paz gotea lentamente, 
Desde los velos de la aurora hasta el canto del grillo; 
Allí la medianoche es toda un tenue brillo, y el mediodía es de un fulgor púrpura, 
Y el atardecer se llena de las alas del tordo. 

Me levantaré y partiré ahora; pues siempre, de noche y de día, 
Escucho el apagado rumor del agua en la ribera, 
Y mientras permanezco sobre la vereda, o sobre la acera gris, 
Lo escucho en lo más hondo de mi corazón."

lunes, 17 de diciembre de 2012

sábado, 15 de diciembre de 2012

domingo, 9 de diciembre de 2012

ENTREGA DE PREMIOS DEL VI CONCURSO INTERNACIONAL DE HAIKU


Entrega de premios de haiku en Albacete

El próximo viernes 14 de diciembre se celebrará en el salón de actos del Antiguo Ayuntamiento de Albacete (Museo Municipal) alas 20:00 horas la entrega de premios del VI CONCURSO INTERNACIONAL DE HAIKU DE LA FACULTAD DE DERECHO DE ALBACETE.
 Tras este acto, se presentará el libro Sin otra luz por sus autores: Mercedes Pérez, Manuel Díez Orzas y Félix Arce, con un recital de haiku

¡Os esperamos!

viernes, 7 de diciembre de 2012

lunes, 3 de diciembre de 2012

sábado, 1 de diciembre de 2012

jueves, 29 de noviembre de 2012

miércoles, 21 de noviembre de 2012

sábado, 17 de noviembre de 2012

jueves, 15 de noviembre de 2012

miércoles, 14 de noviembre de 2012

martes, 13 de noviembre de 2012

POR DIGNIDAD, HUELGA GENERAL

NI POLÍTICAS DE DERECHAS NI POLÍTICAS DE IZQUIERDAS. LO QUE NECESITAMOS SON PERSONAS  DECENTES Y CON PRINCIPIOS ÉTICOS DISPUESTOS A TRABAJAR DE CORAZÓN POR UN MUNDO EN ARMONÍA. NO ES UNA CRISIS ECONÓMICA ES UNA CRISIS DE ÉTICA.

" LA LUNA "POR KOTORI UN RELATO



fotokotori

RELATO SOBRE LA LUNA


Hace mucho, cuándo el hombre y la mujer pertenecían a la Naturaleza sin diferenciarse de los demás seres, hubo una hembra humana, una mujer, que se hermanó con la Luna y la hizo suya, por dentro y por fuera.
Comprendió con todo su ser que se pertenecían, que la Luna era su expresión en la inmensidad del firmamento y que ella era portadora de su sabiduría, de su misterio y de su poder en la noche, en las sombras aquí en la Tierra. Supo que estaban irremediablemente unidas, como nunca lo estaría el varón.
El hombre sintió miedo del poder que se manifestaba en la mujer, sintió miedo del misterio que cada noche se aparecía, cambiante, en la inmensidad del cielo plagado de estrellas. Sintió temor de la pálida y fría luz de la Luna que él no entendía, que producía sombras en la sombra y que se le escapaba como agua  entre los dedos.
Comprendió que su vientre nunca albergaría vida alguna, que su compañera era un astro del cielo que caminaba a su lado y que él, tenía la misión de guardar ese tesoro de los dioses y protegerla de todo peligro, pero no porque fuera débil, si no porque era valiosa, porque era fértil y porque era sabia.
Hace mucho, otros hombres, temieron irracionalmente el poder de la Luna manifestado en la mujer y decidieron acabar con ella, someterla y degradarla.
No pudiendo dominar sus secretos, intentaron eliminarlos de la faz de la tierra y muchas mujeres dieron su vida y su libertad por ser hijas de la Luna. Otras, casi más triste aún, olvidaron sus orígenes y se sintieron perdidas en un mundo que las había desnaturalizado.
La Luna se tiñó de rojo, del color de la sangre y tuvo la constancia de seguir al lado de la mujer, unida a su inconsciente y unida a su útero con hilos de plata, guardando allí el tesoro de su Sabiduría y su poder a la espera del reencuentro en la luz de la consciencia de la mujer sabia que vuelve a amar su esencia.


Mercedes Pérez "kotori"

miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL OLOR DE LOS CRISANTEMOS Nov. 2012.


fotokotori



EL OLOR DE LOS CRISANTEMOS

Dadas las circunstancias de mi familia, yo no podía haber nacido y crecido en un sitio mejor. Ahora comprendo la  prevención de mis compañeras de colegio, pero he de decir que la inocencia no me dejaba sentir lo que ellas sentían. Si desde el momento de encarnar amas la soledad, el silencio y la naturaleza, el hecho de que el paisaje que contemplas cada día desde tu soleada ventana sea el inmenso cementerio de la Almudena, es un auténtico lujo, y así lo viví. Podría haber sido más idílico, sí… el pueblo que dejaron mis abuelos por un porvenir que creyeron preferible, pero nunca siendo niña me planteé esas cosas. Vivía lo que había y poco más. Por eso, en noviembre, siempre en noviembre, recuerdo con gratitud ese espacio que me permitió sentir en plenitud los pequeños anhelos incomprensibles para la mayoría, pero vitales para mí: el olor de los crisantemos, los cipreses apuntando al cielo y aquellas tapias de ladrillo rojo, altas, largas, cubiertas en su cara norte por un musgo prieto y fragante.
Mientras mi abuela adecentaba la sepultura familiar, blanqueándola, barriendo las hojas y quitando los hierbajos que hundían sus raíces en la línea donde la piedra se unía con la tierra, yo curioseaba por los alrededores….leía los epitafios … me fijaba en lo descuidadas y olvidadas que estaban algunas sepulturas en comparación con otras y de vez en cuando, llenaba el cubo con agua limpia de la fuente para que mi abuela siguiera con lo suyo.
Un día me alejé algo más de lo acostumbrado. Ya conocía de memoria las que estaban cerca  y me quedé helada al descubrir por pura casualidad, la sepultura de mi amiga Celia, que hacía dos años había fallecido de leucemia. Allí estaba su nombre, bajo la mirada de un ángel blanco. Me senté en el borde, frío… el sol de otoño no calienta, no… pasé mis dedos por su nombre, para leerlo con la piel  y sonreí al recordar su sonrisa… No sé qué sentirá la gente que lea aquel epitafio, que historia imaginará, pero yo, tuve la suerte de jugar con ella en el patio del colegio, de saltar a la comba y de reírnos un montón por boberías. Incluso compartimos secretos como el de ponernos chinitas en los zapatos para entregar nuestro sufrimiento por los negritos de las misiones. Creíamos en esas cosas.
Un día empezó a toser, lo recuerdo perfectamente, cada vez tosía más…. Vino a buscarla su hermana a clase… y no volvió. Sólo nos dijeron que se había ido al cielo y sus hermanas no paraban de llorar. Tenía 9 años cuando falleció y lo pasé muy mal porque la quería y creo que los adultos se equivocaron al no permitir despedirnos de ella, como si nos protegieran de algo sin darse cuenta o quizá por ello,  que nos ocultaban la única gran verdad que nos iguala a todos. Ese otoño, me encontré de nuevo con Celia y aún hoy sigue siendo mi alegre amiga.



para el belén,
el musgo de la tapia
del cementerio



kotori 12

FALLO DEL VI CONCURSO INTERNACIONAL DE HAIKU DE ALBACETE


fotokotori



Mi enhorabuena a la haijin cubana María Elena Quintana Freire por el merecido premio a la mejor colección de haikus del VI CONCURSO INTERNACIONAL DE HAIKU DE ALBACETE. Me llegan mucho el número dos y el número cuatro. Y a todos los demás ganadores y menciones decirles que me alegro por ellos y que esto sirva para seguir adelante en el haiku-dô. Gracias al esfuerzo que hacen desde Albacete y este año, con más motivo. Clikando en el título de la entrada, tenéis toda la información.


De Maria Elena Quintana Freire


Sopor de agosto.
Un limón ha caido
en los tablones


Los haikus individuales ganadores en este certamen han ido a parar ex-aequo a los siguientes haijines y haikus:


De Jorge Braulio Rodriguez (La Habana, Cuba)



Por donde pasa
la sombra de la nube,
qué quieto el mar


Y de Enrique Linares Martí (Valencia, España)



Está lloviendo.
El roce de la tiza
en la pizarra



martes, 6 de noviembre de 2012

lunes, 5 de noviembre de 2012

"COMPAÑEROS DE VIAJE" UNA REFLEXIÓN


fotokotori



COMPAÑEROS DE VIAJE

A veces, la vida nos da la oportunidad de elegir un camino espiritual y es en ese nombre, en el de la espiritualidad,  donde suelen  imbricarse la discordia y la armonía. Lo más feo y lo más bello del ser humano parecen aflorar cuando los hombres nos unimos con el noble fin de caminar juntos hacia una meta común, despojados aparentemente de toda máscara… Y aunque parezca extraño a los profanos, es el lugar idóneo para que los egos salgan a la luz y comience el proceso de desprendimiento.  Con lo cual, resulta perfecto.
He llegado a esos lugares donde el caminante, está deseando llegar. Esos espacios de armonía donde puedes bajar la guardia.  Al menos, eso he creído. Encontré refugio en humildes cobijos donde parecía que  soplaba menos fuerte la ventisca y en donde me consta, un cálido hogar permanece encendido para el que va y el que viene.  Un día, alguien se sienta frente a mí y lo que creía abandonado hacía tiempo, de pronto  señala con el dedo acusador y vuelven los demonios a ser esos indeseables compañeros de viaje.  Inocencia o soberbia, no sé. Creía que hacía tiempo había dejado  fuera de mi vida esa pesada carga, pero puede que mientras estemos atrapados en estas carnes forjadas durante siglos, milenios de miedos y rencores que pesan como el plomo,  caeré las veces que sean necesarias hasta aprender a desaprender. Sin duda, mientras tejía, me he saltado algún punto y si no quiero echar a perder la labor, he de deshacer hasta llegar a ese punto para pasarle su trocito hebra y poder continuar sin que se quede un agujero que cada vez se haga más grande.
Es en esta confusión entre el reflejo, el espejo y el espejo que refleja al reflejo del espejo, donde a veces me hallo, y donde me da vértigo mirar tanto para delante como para atrás porque es la multiplicación hasta el infinito de una patética paradoja que se prolonga hasta la más absoluta oscuridad…¿pasado?...¿futuro?...
Me detengo, bajo la mirada y miro mis manos vacías que llevo a juntarlas sobre mi corazón y cierro los ojos. Fuera, nada es real, dentro late la verdad, la vida… tan cerca, tan lejos…. sólo si quiero. Agradezco cada nueva oportunidad de aprender, de despojarme, de pedir perdón y de humildemente,  perdonar.

Mercedes "kotori"

jueves, 1 de noviembre de 2012

SOBRE LOS DIOSES AMEBA DEL BLOG VIENTO EN LAS RAMAS DE K. DIMITROV



 HOKUSAI


shiyama no ishi yori shiroshi aki no kure


más blanco que las piedras
de la Montaña Pétrea,
el viento del otoño

Bashô

lunes, 29 de octubre de 2012

HA NACIDO LA ESCUELA VIRTUAL DE HAIKU MAKOTO.



LA ESCUELA DE HAIKU MAKOTO fue concebida en Nagasaki cuando el destino a través del camino del haiku nos unió. El tiempo y las circunstancias fueron moldeando esta idea  movidos por la inquietud de preservar en la medida de nuestras posibilidades el haiku - dô tal y como nos lo ha transmitido nuestro maestro Vicente Haya en sus enseñanzas.
Para ello hemos fundado esta escuela virtual (su funcionamiento será a través de internet) con la intención de ayudar a todas aquellas personas que estén interesadas en seguir este camino que tiene unos claros fundamentos en el haiku japonés y sus orígenes, sin menoscabo de lo que por la propia dinámica de nuestro idioma haya surgido y surja en el haiku en castellano. 
En este espacio compartiremos nuestro conocimiento, nuestra experiencia, nuestras inquietudes sin olvidar QUE SEGUIMOS APRENDIENDO, que nuestro camino no ha hecho mas que comenzar. 
Para nuestro sentir, la experiencia haiku se ha convertido en un modo de vida que creemos digno de conservar y difundir.
En el siguiente enlace http://escueladehaiku.blogspot.com.es/ encontrarás más información que iremos actualizando y un mail donde puedes escribirnos para aclarar las dudas que puedan surgir y para aportar las sugerencias que creas oportunas para el mejor funcionamiento del proyecto.


QUEDA ABIERTO EL PLAZO PARA LAS INSCRIPCIONES DEL CURSO 2013

domingo, 28 de octubre de 2012

PRESENTACIÓN EN MADRID DEL LIBRO DE HAIKU "SIN OTRA LUZ"




¡AY! ¡Qué maravillosas palabras se escucharon en voz de Vicente Haya sobre el Haiku- Dô! Fueron unos momentos muy emotivos, por eso y por encontrarnos con muchos compañeros de camino que tuvieron la amabilidad de acompañarnos... No quiero olvidarme de ninguno, perdonad si no recuerdo el nombre de todos, pero eso no quiere decir que no os lleve en  mi corazón... Mª Jesús, tan guapa y tan llena de energía, Maria Dech, que vino de tan lejos, Isabel Pose, Javinchi, Eva Chinchilla compañeros del curso de Casa Asia y tantos otros Salud, Gloria, Mercedes, Teresa, Ana, Conchi, Rafa, Esther de Soria.... Gracias por dejaros sentir tan cerca!

miércoles, 24 de octubre de 2012

viernes, 19 de octubre de 2012

CINDY ZACKOWITZ IN MEMORIAM






unseasonable heat—
a woodpecker
in the lightning scar

Cindy Zackowitz

May 28, 1965 - September 23, 2012
Con mi admiración y mi respeto, descansa en paz.
kotori

lunes, 15 de octubre de 2012

domingo, 14 de octubre de 2012

sábado, 13 de octubre de 2012

jueves, 11 de octubre de 2012

miércoles, 10 de octubre de 2012

HAIKU "PATAS ARRIBA" POR KOTORI


fotokotori



patas arriba
un rabilargo engulle
las uvas pasas



kotori 12

EL HAIKU "UNA MANERA DE ESTAR EN EL MUNDO" 2ª PARTE


fotokotori 


2ª PARTE EL HAIKU, UNA FORMA DE ESTAR EN EL MUNDO

El haiku o el reducto de lo Sagrado

Pero… ¿qué es para cada uno de nosotros lo Sagrado? ¿a dónde nos lleva su nombre? ¿qué sentimos cuando nos hacemos esta pregunta?

Lo Sagrado, para mi sentir, habita la Naturaleza como principio y como medio dónde se manifiesta entretejido irremediablemente con la Vida y la Muerte en un ciclo de devenir en el que estamos inmersos, aunque ahora más distantes,  también los humanos. Humanos con diferentes maneras,  individuales y/o culturales, de relacionarnos con Él, en algunos casos, favoreciéndolo y en otros, dificultándolo.

 Puede que esa distancia, ese pequeño o gran  alejamiento de la Naturaleza y por tanto de lo Sagrado, que nos ha traído de la mano la tecnología, es la que nos haga  sentirlo de forma diferente a como la sentían o sienten los humanos que han tardado más tiempo en contactar con los avances tecnológicos o los que vivieron antes de que se dieran de la forma tan invasiva y destructiva  de  los últimos años. Y no es que desdeñe los avances tecnológicos, pero si no se armonizan con lo demás, si no se utilizan para buenos fines, no sé si merecen la pena.

Vivimos en una sociedad donde ha primado por encima de la ética, la estética  y los valores elevados, un modelo económico y por lo tanto social y cultural en el que se ha desdeñado desde la soberbia y la falta de respeto, la sostenibilidad del planeta y se han utilizado los recursos naturales no para el armonioso beneficio de todos (no sólo los humanos), sino para incrementar como nunca en la historia de los Humanidad, una escandalosa desigualdad promovida por los especuladores de materias primas que sin escrúpulos le meten mano a todo lo que pueda ser comprado o vendido, previo pacto con los poderes de turno, claro,  con tal de ser más ricos aún de lo que ya son. Por no hablar de que, utilizando las loables excusas de curar enfermedades y  paliar el hambre en el mundo, comenzaron a hurgar en la genética de los animales (incluidos nosotros) y las plantas. Como se ha comprobado años después, sobre todo en cuanto a alimentación se refiere, su única intención no era otra que acaparar más poder, robar lo que a todos nos pertenece por derecho propio para luego destruirlo y crear dependencias vitales de los productos alimenticios manipulados en  sus corporaciones. No es ciencia ficción, no, por desgracia no lo es. Es una realidad que está ocurriendo ahora, mientras escribo estas palabras, mientras los lees.

Actualmente se producen al año alimentos suficientes para dar de comer a doce mil millones de seres humanos, cuando en realidad no llegamos a los siete mil millones y a pesar de ello, mueren de hambre  más de dos millones de personas ¡al día! Con estos disparates, con esta falta de armonía y de corazón que parece haberse apropiado de nuestra mal llamada “civilización” es difícil distinguir ¿no? Pues soy de la opinión que el haiku, como otros caminos de toma de conciencia,  ayuda a restablecer esa armonía con el entorno y reaviva el corazón humano tan alejado de su verdadero ser, conectándole con lo esencial.

El haiku habita los silencios. Silencios repletos de sonidos armónicos. Silencios en los que se escuchan la voz de los pájaros o el crujido de los árboles azotados por el  viento y en los que el parloteo de nuestra mente puede desaparecer poco a poco, aquietándose, si consigue aunarse con el entorno. En esos silencios podremos reconocer y reconectarnos con la energía que sostiene la “realidad” en la que nos movemos y de esa manera, recibir el haiku como un soplo vital que nos conmociona y nos impele a compartirlo. Por eso,  puedo asegurar que el haiku es un vehículo de sanación, una vía espiritual que se nutre de lo que acontece en la naturaleza y que nos pone en contacto con ese potencial de crecimiento tanto individual como colectivo para la transformación. Una transformación que en estos momentos se ha convertido en algo de vital importancia.

Para ello hemos de entrenar los sentidos y hemos de comprender nuestro propio corazón ya que será  través de él por el que el mensaje del haiku se abrirá paso.

Esto puede que ocurra espontáneamente. Todos conocemos casos de personajes excepcionales que debido a un talento natural han realizado proezas artísticas o de otra índole admirables sin duda, pero lo habitual es que sea necesario un entrenamiento, una disciplina que predisponga tu ser para que lo que tenga que ocurrir, se manifieste de la mejor manera posible y, como siempre está ocurriendo, la atención despreocupada  que lleve a ese paladeo íntimo con lo que perciben los sentidos, ha de ser una de las principales  cualidades a desarrollar. 

El primer paso, aparte de ponerse en manos de un buen maestro, es sin duda, desaparecer como protagonista  del haiku, difícil tarea en una sociedad que idolatra al ser humano, y  desde esa humildad,  ser capaz de convertirse en una caña, un canalillo por el que se cuela la luz o corre el agua. Cuanto más limpio, más abierto y menos recovecos tenga, mejor pasará la luz, mejor fluirá el agua. Entonces se estará preparado para una comunicación inocente de lo sucedido. Y una vez dados esos primeros pasos,  el camino comenzará a dibujarse y sólo habrá que  fluir con lo que llega estando atento para no distraer la atención de lo que de verdad importa.

No es casualidad que toda una cultura, sensible como es la japonesa haya insistido tanto en dos cosas:
Una, que en el haiku, el humano no sea su objeto. Y digo en el haiku,  y no en otras formas poéticas que por su métrica coincide con el haiku, (senryû, zappai…etc) pero que por diversos motivos, unos menos inocentes que otros, en occidente se han confundido, provocando que el cometido auténtico del haiku se vea sepultado bajo toneladas de pretendidos haikus con un efecto demoledor para su esencia. Y la otra, que la Naturaleza esté presente en él, en cualquiera de sus manifestaciones.

El haijin ha de apostar por evitar esa confusión. Hoy en día más que nunca,   ha de entrenarse para extraer la vida de lo que parece condenado a extinguirse. El haijin, no puede permanecer ajeno a lo que ocurre en su entorno porque aunque su cometido principal sea la transmisión de lo que siente al contactar con él sin mediación del ego, también lo es el actuar como guardián del espacio donde el haiku se manifiesta. Un haijin está enamorado de la Naturaleza ya que es en contacto con ella donde siente el aware, donde principalmente ocurre el momento mágico de la manifestación de lo numinoso. ¿Cómo entonces, no va a cuidar y defender ese lugar como si fuera un templo?

Desde estas páginas insto a todo aquel que sienta el haiku de esta manera,  a que, desde su ánimo y en la medida de sus posibilidades, se haga eco con la suficiente fuerza para que el haiku no desaparezca debido a que los haijines que escriben haiku como vocación, carezcan de padrinos y porque lo que trascienda del haiku, más allá del mundo especializado, no guarde su espíritu.
La mayoría de los haijines de los que hablo, no son literatos. Los haikus que a través de ellos nacen, no son ejercicios literarios, no son un juego poético ni un ensayo a modo de divertimento aunque se diviertan con ello. Es una manera de vida, una forma de Ser en el mundo.

Agosto de 2012 Collado Mediano

Mercedes Pérez “kotori”