miércoles, 24 de junio de 2015

HOMENAJE A MI PERRITA BONI QUE DESPUÉS DE MÁS DE DIECISEIS AÑOS, NOS HA DEJADO.



Estos haikus han sido escritos a lo largo de estos años y tienen como "protagonista" a Boni, mi querida perrita que durante muchos años , dieciseis, ha formado parte de esta familia. Con ella se va algo muy importante. Un ejemplo de amor incondicional, de coraje y de amistad. Se ha ido tranquila, durmiendo en plena tormenta a las que nunca tuvo miedo. Para siempre en nuestros corazones.

la perra ciega
ladra a los cuervos...
viento de atardecer

-.-

caminar al paso
de la perra ciega;
se embravece el río

-.-

amanece nevado;
también a los perros
se les nota alegres

-.-

se ha hecho de noche...
en el lomo de los perros
cuaja la nieve

-.-

gruñe en sueños
la perra ciega...
luna menguante de marzo

-.-

se ha hecho hielo
la nieve de otoño
en el pelo de mi perra

-.-

un nido entretejido
con pelo de mi perra;
húmeda hojarasca






Gracias a tod@s mis amig@s por comprender mis sentimientos hacia Boni . Este mundo es muy raro. Se me hace duro y cuesta arriba comprender la arrogancia y la soberbia de los humanos que nos creemos superiores a los demás seres. Decía hace poco el Ministro del Interior, Fernandez Díaz que no dudaba que los perros habían sido creados para el hombre. ¿Se puede ser más soberbio? ¿El mundo y sus criaturas al servicio de los seres humanos? 

Más quisieran muchos humanos haber tenido la sabiduría, el saber estar, la alegría y el amor incondicional que Boni ha demostrado en estos años vividos. Nos queda mucho por aprender, mucho por andar, mucho por respetar y no sé si estaremos a tiempo de enmendar el desastre de conceptos tan arraigados. Erradicar esa superioridad que nos hace creernos co-creadores y co- destructores para llegar al respeto armonioso de lo que formamos parte, sería un loable fin. Pero si miramos alrededor y vemos como el ser humano se ha convertido en la peor de las plagas bíblicas, parece una utopía creer en el hombre bueno. Está claro que en esa dualidad parece moverse este mundo.


Estoy muy triste por la muerte de Boni. Nos acostumbramos a las presencias volviéndolas cotidianidad y sólo cuando la realidad nos enfrenta a la ausencia, caemos en la cuenta de lo que significó en nuestra vida, la vida de otro ser. De pronto lo que hiciste bien, mal o regular pasa por tu corazón a la velocidad del rayo. En algún lugar recóndito de la memoria se quedan almacenados hechos sin aparente importancia y de pronto aparecen como de la nada y te llevan a un viaje vertiginoso que revuelve demasiado con tanta curva, tanto subir y bajar en el sutil mundo de las emociones. 

Para bien o para mal… Da lo mismo. No sé que sostiene la vida. No sé que es el cuerpo sin la energía que lo alimenta. No sé dónde va a parar el ser que no era sólo cuerpo, pelo, huesos, piel, olor, carácter, mirada más allá de sus ojos. No lo sé.

12 comentarios:

gorka dijo...

DEP _/\_

Preciosos haikus.

Alberasan dijo...

Un gran homenaje. Al leer los haiku puede sentirse que nunca se irá... Un abrazo chica del valle.

Xaro La dijo...

Ay Mercedes, cómo entiendo tu sentir, en su día comentamos el vacío y la tristeza de perder a estos fieles compañeritos; dicen que son mascotas,nosotras sabemos bien que son familia.

Recibe un abrazo grande y todo mi cariño.

Juan Carlos Durilén dijo...

Comprendo tu pena, Mercedes, y la de tu familia.
Un perro es siempre un miembro más de ella. Ya pasamos también nosotros por tal experiencia. ¡Nos enseñan tantas cosas...!

Tus haikus denotan tu amor por Boni. Ese afecto correspondido.
Fue feliz, y ahora descansa.

Un abrazo, amiga.

sandra dijo...

Has sido muy afortunada de haber podido disfrutar de ese vínculo. Todo lo que se generó en vos, permanecerá por siempre.
Un abrazo apretado

Maria Dech dijo...

Cuanto lo siento Mercedes. Ahora que tengo por primera vez un cachorro se lo que se les puede llegar a querer. Recuerda que el amor es más poderoso que la muerte y en otro lugar y en otro tiempo volveremos a reencontrarnos con todos los seres que amamos. Un fuerte abrazo y caricias a Boni, allí donde esté.

jj sastre dijo...

Preciosos haikus que transmiten el cariño que sentías por ella.
Tengo una perrita que ya va siendo mayor... No veas como te entiendo!

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" dijo...

Gracias a tod@s mis amig@s por comprender mis sentimientos hacia Boni . Este mundo es muy raro. Se me hace duro y cuesta arriba comprender la arrogancia y la soberbia de los humanos que nos creemos superiores a los demás seres.

Decía hace poco el Ministro del Interior, Fernandez Díaz que no dudaba que los perros habían sido creados PARA el hombre. ¿Se puede ser más soberbio? ¿El mundo y sus criaturas al servicio de los seres humanos?

Más quisieran muchos humanos haber tenido la sabiduría, el saber estar, la alegría y el amor incondicional que Boni ha demostrado en estos años vividos. Nos queda mucho por aprender, mucho por andar, mucho por respetar y no sé si estaremos a tiempo de enmendar el desastre de conceptos tan arraigados. Erradicar esa superioridad que nos hace creernos co-creadores y co- destructores para llegar al respeto armonioso de lo que formamos parte, sería un loable fin. Pero si miramos alrededor y vemos como el ser humano se ha convertido en la peor de las plagas bíblicas, parece una utopía creer en el hombre bueno. Está claro que en esa dualidad parece moverse este mundo.

Estoy muy triste por la muerte de Boni. Nos acostumbramos a las presencias volviéndolas cotidianidad y sólo cuando la realidad nos enfrenta a la ausencia, caemos en la cuenta de lo que significó en nuestra vida, la vida de otro ser. De pronto lo que hiciste bien, mal o regular pasa por tu corazón a la velocidad del rayo. En algún lugar recóndito de la memoria se quedan almacenados hechos sin aparente importancia y de pronto aparecen como de la nada y te llevan a un viaje vertiginoso que revuelve demasiado con tanta curva, tanto subir y bajar en el sutil mundo de las emociones. Para bien o para mal… Da lo mismo. No sé que sostiene la vida. No sé que es el cuerpo sin la energía que lo alimenta. No sé dónde va a parar el ser que no era sólo cuerpo, pelo, huesos, piel, olor, carácter, mirada más allá de sus ojos. No lo sé.

Un abrazo y gracias por la compañía.

Mirta Gili dijo...

Ella, como todo ser que parte, queda en nosotros a través de lo que dio, para eso existe la vida. Su meta en esta vida fue darles amor... ser un ángel y enseñarles...
El resto, ya lo sabes...
Resistes otro abrazo... Te quiero

karin rosenkranz dijo...

Te comprendo y te mando todo mi cariño. Se muy bien lo que estás pasando porque yo he tenido a Redondo durante quince años, han pasado siete años, y aun me acuerdo de mi perro a diario. Soñar con él es mi consuelo.
un beso

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" dijo...

Gracias karin...

-^-

Diente de león タンポポ dijo...

Qué pena, Mercedes. Comprendo tu dolor y te acompaño en los sentimientos ante la pérdida de un ser que tanto se quiere, que nos acompaña y con quienes compartimos tanto.

No sé si conoces este cuento maravilloso de Juan Pedro Aparicio. Cada vez que lo leo, lloro, pero son lágrimas curativas.

Te lo dejo con un gran abrazo

http://floresdedientedeleon.blogspot.fr/2012/04/cielo-por-juan-pedro-aparicio.html