jueves, 12 de junio de 2008

EL HAIKU ESCRITO POR MUJERES


EL HAIKU ESCRITO POR MUJERES (1ª Parte)

Por desgracia, si ya es difícil encontrar libros de haiku de los grandes poetas clásicos japoneses varones escritos en lengua castellana, más complicado es aún si se trata de las poetisas…. Esta información la he extraído de una maravillosa Web dedicada al haiku que posiblemente muchos de vosotros conoceréis, se llama El Bosque de Bambú y que recomiendo encarecidamente.

Como mujer que soy, me apetecía abrir un hueco en este espacio para los haiku que se han escrito desde la particular sensibilidad femenina.

Aquí he elegido algunos entre los pocos que aparecen en la web mencionada y que son los que me han dejado mejor sabor.

Por supuesto, como ocurre con las traducciones del haiku, esto no es una excepción y quizá podrían tener otra traducción. Yo hoy por hoy lo desconozco, pero en todo caso, merece la pena comentarlos y disfrutar de esos momentos que nos dejaron estas haijin, hace ya mucho tiempo en un país muy, muy lejano…

HAIJIN JAPONESAS ENTRE LOS SIGLOS XVII - XVIII – XIX

SUTE.- Discípula de Bashô. Siglo XVII

Ni una sola hoja-

no duerme ni la luna

en este sauce

-.-

Lo hace la flor-

simplemente enseña al mundo

la lozanía de la cereza

CHIGETSU.- Fin Siglo XVII- Prin. XVIII

Una ráfaga de invierno

sin color para mostrar

sin hoja para rasgar

SONOME.- Fin Siglo XVII- Prin. XVIII

Hay alguna floración

que nadie ve

un roble interno en los bosques

SHUSHIKI-- Fin Siglo XVII- Prin. XVIII

Despierta

de este sueño veré

el violeta de los iris

CHIYO .- Siglo XVIII

Me gustaría detenerme un instante en este haiku que marcó la carrera como haijin de Chiyo…. Propongo que sea leído en su lengua original en voz alta para escuchéis la sonoridad tan particular que tiene…

Hototogisu

hototogisu tote

akenikeri


“Cuco”

“Cuco” toda la noche

Y al fin la aurora

-.-

Al que la corta

le otorga su perfume

flor de ciruelo

-.-

En el llano y en la montaña

todo parece inmóvil

esta mañana nevada

-.-

El agua se cristaliza

las luciérnagas se apagan

nada existe

SEIFU .- Fin XVIII- Prin. XIX

Todos duermen-

no queda nada entre

la luna y yo

KIKUSHA.- Fin XVIII- Prin. XIX

No se bien por qué, pero Kikusha tiene algo en su biografía que me atrae. Su nombre significa “Cabaña de Crisantemos”

Entre montañas profundas

en mi sombrero

el sonido de la hoja

El Pergamino de Kikusha de las Cuatro Estaciones

Los cuatro Haiku de este pergamino aparecen en el Taorigiku (Recolección de Crisantemos). Cada poema se refiere a una estación y cada uno tiene un comentario como prólogo:

Empleo mi vida en vagar por el camino mientras guardo las flores de las cuatro estaciones en mis pensamientos

A mi manera
Ningún espíritu de fortuna
solo nubes de flores

Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes

Incluso arrastrándose en la arena
la enredadera
florece

El ayer pasó y el mañana es todavía incierto

Hoy, de nuevo hoy,
la felicidad de sus nuevos brotes
una rosa de Sharon

En mi creencia, disfruto incluso el final de la estación

Mi único credo..
La montaña del tesoro
Las flores de seis pétalos de la nieve.

MICHIHIKO.- Fin Siglo XVIII- Prin. XIX

La luna, la nieve

y ahora a través de la llovizna

la luz de la mañana

Espero que os guste la selección que he hecho. En otro momento seguiré con las continuadoras de estas mujeres hasta nuestros días.



Mercedes Pérez

No hay comentarios: