domingo, 17 de octubre de 2021

LETI SICILIA, HAIJIN, GRAN CANARIA, ESPAÑA

 



 

 

Viento del sur,

la hilera de zapatos

junto a la fuente.

 

 

Tarde nublada,

todo el color prendido

en las begonias.

 

En silencio...

La bruma deslizándose

montaña abajo.

 

Atardecer,

el peso de la calima

sobre las hojas.

 

Siembra de otoño,

se agitan las mangas

del espantapájaros.

 

Cerezo en flor.

Vuelve a posarse

el herrerillo.

 

La araña inmóvil

en medio de los hilos

la luna llena.

  

Tendiendo ropa,

las primeras estrellas

entre las pinzas.

  

Hierve el potaje...

el rumor de la lluvia

sobre las plantas.

 

Atardecer,

enrojecen las puntas

de las espigas.

 

La charca seca...

el silencio de un pato

en la orilla.

  

Risas de niños,

una hilera de patos

cruza el sendero.

 

Breve aguacero,

sólo por unos instantes

olor a tierra...

 

Luna de enero,

un gato de puntillas

entre los charcos.

 

Olor a guisos

bajo el cielo estrellado

conversaciones

  

Alba otoñal,

poco a poco el mar

se hace visible.

  

Cielo estrellado,

se curva la hoja

bajo la escarcha.

 

Pasan las nubes...

la yegua amamantando

a su potrillo.

 

Viento del sur,

a la sombra del muro

se lame el gato.

 

Pesa el calor...

En la arena mojada

una gaviota.

  

Niebla en el monte,

el eco de dos cabras

a topetazos

 

Alba de otoño,

en un charco el sombrero

del espantapájaros.

 

La hierba alta,

a ratos asoma

el corderillo.

  

Bosque de helechos,

sólo el sonido

de mis pisadas.

 

Ni viento, ni nubes,

el croar de las ranas

en la noche...

  

Marea baja,

atrapada en un charco

la luz de la tarde.

 

Lavando arroz,

la lluvia de verano

en la ventana.

 

 

 

 

 

 

 

MIRTA GILI, HAIJIN SAN NICOLÁS, BUENOS AIRES, ARGENTINA

 


comienza el día,
la lluvia suave
alarga el charco...

 

sin huellas la nieve,
algunas hojas secas
cruzan el puente

 

trinos al alba,
vuela hasta el charco
la última hoja

  

calle sin luna,
el rumor de las hojas
arriba y abajo

  

juegos de niños,
bajo las mismos zapatos
hojas de otro otoño

  

semillas del fresno...

en vaivén
el brillo de la luna

  

tarde de otoño,
esquivando a los niños
la mariposa

 

huele a claveles...,
una mosca vuela
en la cara del muerto

  

bajo las tipas...
el abuelo matea
soplando pétalos



alba de primavera -

entre las flores muertas

tejió la araña
 


tenue sol...
podan
el lugar de los trinos



patio de luz,
al alba sube y baja
el chillar de golondrinas

 

voces que ya no oiré...
un viento helado
atraviesa los frutos del arce

 

lluvia nocturna,
los pétalos blanquean
el tronco del cerezo



bajo la parra...
mi abuela recoge
la araña que cae



desvainando arvejas
junto a mi madre;
el gallo canta también...



primeros brotes...,
algo planea la abuela
en otro idioma



se fueron las nubes,
tan estrellado el cielo
esta noche triste



última noche...,
(por calles que no volví...)
copos en el aire

 

totoral,

se agrandan sobre el agua

los ojos del ternero

 

vendedor de verduras,
hasta el último día
sus uñas negras



la abuela al sol...
gira con sus dedos
una hoja de otoño



campo de colza,
no han vuelto a tocar uno
mis manos viejas

 

otra ráfaga, 

mi sombra se mezcla

con la del ciprés



risas en el agua,
en el cuenco de rocas
los renacuajos...



la libélula posada
se va,                        
con otro nombre la tierra
cruzando el arroyo

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

 

 


ANA ROSA ESTEBAN, HAIJIN ALBACETE, ESPAÑA

 



 

Aún sin abrir,

el olor de las rosas

al caminar.

 

Cerezo en flor.

El agua desbordada

entre los juncos.

 

Bjo el almendro,

al compás de la brisa,

las amapolas.

 

En las retamas

la ropa enjabonada.

Sol de invierno.

 

Mientras dormita...

Pétalos de glicinia

llenan su gorra.

 

Canto de cigarra.

En el troncotro  del álamo

otro corazón

 

Sol de otoño-

Un destello en los frutos

del granado enano.

 

Leve oleaje,

en las velas del barco

un haz de luna.

 

Las calles vacías...

Tan sólo una culebra

cruza el asfalto.

 

Puesta de sol.

Todavía poda el anciano

otra cepa más.