domingo, 18 de marzo de 2012

HOY ESTE BLOG CUMPLE CUATRO AÑOS.EL PODER CURATIVO DEL AGUA Y MASARU EMOTO

Hace cuatro años que este espacio vió la luz con la sencilla intención de compartir información e inquietudes.
Qué mejor homenaje que compartir con vosotros, los seguidores de este espacio, la entrada con la que inicié "El Reflejo de Uzume" que ahora tiene clara vocación de haiku, pero que no olvida sus orígenes ni renuncia a ellos.
Para mí, esta entrada sigue estando vigente y de plena actualidad. Espero que os agrade su lectura.
Os estoy muy agradecida por la fidelidad mostrada y por dejaros ver de vez en cuando por la casa de Uzume, vuestra casa.



Todos nosotros hemos oído hablar del agua como portadora de propiedades curativas que desde tiempo inmemorial han contribuido a mejorar nuestra salud, bien ingerida o bien a través de baños. Esto no es ninguna novedad, pero: ¿sabían Vds. que el agua está VIVA?... ¿Qué VE y que OYE y que SABE LEER?...¿Sabían que en sus moléculas no solo almacena información, si no que es capaz de albergar sentimientos, emociones y reaccionar ante ellos de forma espectacular?
Pues ese es el asombroso descubrimiento que el investigador japonés, el Doctor Masaru Emoto, ha realizado y después de diez años de investigación, comparte con el gran público el resultado obtenido tras ocurrírsele la idea de fotografiar moléculas de agua a las que congelaba después de exponerlas a diferentes estímulos: palabras, sonidos, músicas, colores, oraciones… “Toda la información que alberga el agua se hace visible cuando se fotografía en estado de congelación”… y el resultado de esta genial idea es comprobar, como por ejemplo, de las hermosas palabras nacen hermosos cristales, como estrellas hexagonales, cada una diferente y a cual más sugerente y de los insultos o de palabras que sugieren malos sentimientos surgen cristalizaciones amorfas, oscuras, tristes… Y lo mismo ocurre con la música…El cristal de agua que surge del “Ave María” de Schubert es conmovedor, y el que surge tras exponer el agua a imágenes de delfines es impresionante por su complejidad y belleza… ¿Y sabían Vds. que el 70% de nuestro cuerpo es agua, así como el 70 % de la superficie del planeta Tierra?... Bueno, creo que es obvio que siendo esto así, el doctor Emoto ha evidenciado que lo que pensamos, lo que decimos y lo que sentimos, es decir nuestra consciencia, afecta a lo que somos, es decir, la materia. Y ha llegado aún mas lejos en sus investigaciones y junto con el padre Fliege, exploran las posibilidades curativas que el agua nos ofrece a través de su exposición a vibraciones armoniosas… El agua transporta esa información de sanación y al ponerse en contacto con el agua celular de nuestro cuerpo la regenera y armoniza.
Entre otras muchas cosas que cuentan en su libro “El poder curativo del agua”, editado por Obelisco, nos dicen como mejorar el agua que bebemos para que sea más beneficiosa a la salud y ofrecen preciosas e ilustrativas fotografías mostrándonos los resultados obtenidos en las muestras extraídas, por ejemplo, de un lago contaminado antes y después de la meditación de un numeroso grupo de personas que se reunieron en torno a él para realizar el experimento.
El libro es una magnifica oportunidad para reflexionar, no solamente sobre la magia del agua, si no sobre el poder de lo que pensamos y decimos. Recuerdo cuando en este país, no hace mucho, se organizó una protesta pacífica contra un conflicto bélico y recuerdo también que muchos de nosotros elegimos como lema unas palabras que venían a decir lo mismo, pero de una manera bien diferente, el lema elegido fue “Por la Paz”, “Si a la Paz”… ¿Notan Vds. la diferencia?... Intuitivamente, muchos de nosotros quisimos reforzar con palabras positivas y hermosas, que tienen un “alma” bella, pensamientos y acciones positivas. No es lo mismo gritar una cosa o la otra. No se emite la misma vibración… Eso es lo que viene a demostrar el Doctor Emoto con su descubrimiento.
También nos obsequia con tres reglas de oro que un gran amigo suyo, el Doctor Shioya, puso en práctica en su longeva vida a pesar de que nació con muy mala salud. Estas tres reglas son:
1ª- Pensar positivamente acerca de todo- No se trata de perder de vista la realidad, si no ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, lo que te permite reconocer tus oportunidades. Los pensamientos positivos producen una respuesta biológica positiva del organismo, lo que mejora notablemente la salud y el bienestar.
2ª- No olvidarse de dar las gracias- La gratitud consciente, genera vibraciones que atraen vibraciones parecidas. El Amor, los pensamientos amorosos tienen un inmenso poder de transformación positiva y de sanación.
3ª- Dejar de refunfuñar- Dejar de quejarnos, pues la queja, con su vibración negativa, atrae situaciones penosas y difíciles.
El agua, es fuente de salud. El agua es sagrada. Demos gracias a diario por la suerte que tenemos al tener fácil acceso a este bien tan preciado y cuidemos y respetemos nuestros ríos, mares y manantiales. Gracias al trabajo realizado por el Doctor Emoto, el Padre Fliege y su equipo de colaboradores ahora tenemos la certeza que confirma la intuición que muchos teníamos: el Universo infinito, la esencia del Espíritu Creador, vive en una gota de agua. Seamos conscientes. Gracias de corazón. Mercedes Pérez

domingo, 4 de marzo de 2012

PRESENTACIÓN RECITAL DE "EL CAMINO DEL VIENTO" EN LA LIBRERIA HG DE COLLADO MEDIANO MADRID




Mercedes, Manuel Díez Orzas y Félix Arce momentos antes de la presentación ante la puerta de la librería.

Con Cristina y Carmela, al solecico.


Algunos de los asistentes

Con Herminio Gas, gerente de la Librería HG


Unas palabras previas...

Algunos de los asistentes...

Los músicos: Carmela, Cristina, Alejandro al violín y Coca.

Recitando una selección de los haikus del libro.





Las incondicionales Carmen y Conchi.

Tras el recital departiendo con los asistentes

Se firmaron ejemplares



Gracias a todos y todas los que estuvistéis acompañándonos in situ y también a los que nos acompañastéis en la distancia.




Fué un encuentro sencillo y entrañable. Nos quedamos con la sensación de haber sembrado algunas semillas.

Se dijeron estas palabras a modo de pequeña introducción:



Hola, gracias a todos y todas por venir …
A los que no nos conocéis, somos Félix, Manuel y Mercedes, tres de los cinco autores. En la distancia nos acompañan Jose Luis Vicent y Gio Jara, que viven en Valencia y Chile respectivamente.
Nos conocimos gracias al haiku y estamos aquí para presentaros este libro El Camino del Viento que nació de la inquietud de Manuel D. Orzas por dejar constancia del haiku tal y como lo sentimos.
Algunos de vosotros habréis oído hablar de haiku, pero no está de más que os dejemos nuestra impresión …
Cuando abráis el libro pensaréis, aunque por educación no digáis nada:
-!Qué desperdicio de papel!....
Pues no, no es desperdicio de papel, es ahorro de tinta. Hemos ahorrado un montón de tinta, porque para decir lo que queremos decir, no hace falta más relleno.
El haiku necesita respirar y sobre todo, necesita silencio y eso es lo que representa ese espacio vacío en torno al haiku.
Lo primero que sorprende cuando se lee por primera vez un haiku es lo cortitos que son, con una métrica que gira en torno a las diecisiete sílabas . Además te quedas con la sensación de que puedes escribir con la gorra los que quieras y cuando quieras. Y seguramente es cierto, os animamos a probar.
Posiblemente también os preguntéis, ¿pero esto del haiku, de qué va?... Trata de amor, de sentimientos humanos, …de qué va esto?
Para nosotros, la Naturaleza es el medio donde surge el haiku de forma más pura y cuanto menos aparezca el humano como centro de atención, mejor. Los humanos hacemos por lo general, demasiado ruido y el ruido es incompatible con el haiku.
El haiku para nosotros, es una forma de sentir y de estar en el mundo, es un camino de desprendimiento del yo a través de una visión intuitiva de la realidad, mientras nos dejamos sorprender por lo que ocurre a nuestro alrededor, asombrándonos como se asombraría un niño que ve las cosas por primera vez.
Y lo mejor es que escuchéis algunos haikus que hemos seleccionado siguiendo el orden de las estaciones y que leeremos dos veces tras una pausa, respetando la tradición japonesa.
Nos acompañarán Carmela y Cristina con unas piezas musicales.
Deseamos que os lleguen al corazón como nos llegaron a nosotros.
El haiku tiene sentido sólo si se comparte. Así que de nuevo gracias por acompañarnos y por dejar que el haiku se manifieste.


Y este es el resumen del encuentro. La verdad es que echamos en falta la presencia de algunos amigos, porque fué algo muy emotivo y tranquilo, de esas cosas que quieres compartir con los que sabes a ciencia cierta que disfrutarían, pero comprendemos que a veces las circunstancias se imponen y es algo a respetar. Seguro que en las próximas que hagamos, los que no habéis podido acompañarnos, os apuntaréis.