domingo, 30 de noviembre de 2008

HAIKU NOVIEMBRE POR KOTORI

Fotografía Mercedes Pérez

¡Que frío el aire!
Bajo la capa de hielo
hay otras huellas

-.-

Costra de hielo.
Entre ella y la tierra
un dedo de pasto

-.-


Sol en la nieve.
Por las briznas de hierba
calando el suelo

-.-

Camino.
Cruje la nieve helada
por donde asoma el pasto

-.-

Bajo los fresnos
la pradera aún verde.
El resto, blanco.

-.-

Nieve de otoño.
La montaña de enfrente
en blanco y negro

-.-

Dentro del viento
la urraca intentando
asirse al ciprés

-.-

Con viento helado
picotea las sámaras
el herrerillo

-.-

Hojas quemadas.
El mismo camino
con distinta luz

-.-

Un remolinito.
Sólo ha sonado
el fresno sin hojas

-.-

Mas allá
en lo profundo del cielo
graznan los gansos


-.-

Senda de tierra.
En algún lugar del valle
tocan campanas

-.-

En aquella zarza se escucha...
revuelo de gorriones

-.-

Se desprenden
los pulgones del rosal
descongelados

-.-

Cerca del caño.
El olor de la menta
al ser pisada

-.-

Sale del seto
y aún fresca, sobre mi mano
la mariposa

-.-

Al oir voces
dejé de ser arroyo
y suave brisa

-.-

Justamente hoy
ha tirado el plátano
casi todas sus hojas

-.-

Cielo sin nubes.
Todas ellas pegadas
a la montaña

-.-

Rosa del azafrán.
Flor y sombra
del mismo color

-.-

Ni una nube.
En este cielo de hoy
tan sólo un cuervo

-.-

A veces se oye
el murmullo del agua
otras, los pájaros

-.-

Alguien plantó
al final de la calle
jazmín de invierno

-.-

Brilla una luz
en lo alto del monte
encima, una estrella

-.-

No logra ocultar
la inmensa nube negra
su resplandor

-.-

Sol de otoño
entre las ramas del pino
y la humareda

-.-

Sólo una estrella.
Aún mas negras que el cielo
esas montañas

-.-

Fría mañana.
¡Que apagado el canto
del pájaro en otoño!

-.-

De nuevo ahí
semioculta en el cielo
¡tan fría y pálida!

-.-

Hojas rojas.
Despacio reverdece
el musgo del muro

-.-

Gritos en vuelo.
La banda de estorninos
se parte en dos

-.-

De golpe se alzan
con la forma del fresno
los estorninos

2 comentarios:

jimeneydas dijo...

"Al oír voces
dejé de ser arroyo
y suave brisa"

me removió tantas cosas este excelente haiku!

Mercedes dijo...

Muchas gracias por pasarte por aquí y compartir tu opinión. Los haiku sin lector, no tienen sentido.

Saludos

Mercedes