lunes, 26 de junio de 2017

I PARTE HAIKU DÔ : EL CAMINO DEL HAIKU EN ESPAÑOL 1ª PARTE (ARTÍCULO ESCRITO PARA LA GACETA HELA Nº 34, EL HAIKU A DEBATE)


Clika en el siguiente enlace para ver el artículo entero y la Gaceta HELA con otros muchos artículos sobre este interesante tema.

GACETA HELA Nº 34, EL HAIKU A DEBATE



HAIKU DÔ : EL CAMINO DEL HAIKU EN ESPAÑOL  por Mercedes Pérez

“El pino nos habla del pino y el bambú del bambú”,  Matsuo Bashô.

Mirad las aves del cielo, observad los lirios del campo”, Jesús de Nazaret.


“Cuando la sangre de tus venas retorne al mar, y el polvo en tus huesos vuelva al suelo, quizás recuerdes que esta tierra no te pertenece a ti, sino que tú perteneces a esta tierra”,  Nativos americanos.

“Todo lo que existe, coexiste” Leonardo Boff

Cuando hace años tuve el primer contacto con el haiku de lo Sagrado sentí una gran fascinación. Miraba aquel pequeño poema y sólo atinaba a pensar ¿Se puede ser tan pequeño y tan grande a la vez? Mis ojos, asombrados, admiraron esa estética tan particular,  ese espacio en blanco, -aparente vacío o desnudez- que rodeaba un punto de esencia. Un pequeño poema que hablaba de cosas sencillas, de esas “cosas sencillas” que ocurrían en la Naturaleza y  que formaban parte de mi universo interior. ¡Y alguien había escrito sobre ello y lo había compartido en un libro!
Pero quizás lo que más me atrapó fue la condición de que no se trataba de una forma intelectual de poesía, sino vivencial: su objeto “poético” era aquello que conmovía al humano cuando observaba, sin más, el vuelo de los pájaros en cielos abiertos a llanuras imponentes, iluminadas por el sol o blanqueadas por heladas y nieve.
Todo eso que parecía carecer de valor e importancia, que decían había sido creado para ponerlo a nuestro servicio y que por lo tanto era inferior a nosotros, los humanos… todo aquello tenía su espacio sagrado en aquel pequeño poema.
Las criaturas, los ríos, la tierra que estaban siendo mancillados por esa locura institucionalizada a través de siglos de creencias que giraban en torno a la supremacía del hombre sobre todo lo creado, tenían voz propia en el haiku. 

Río turbio… 
En la niebla comienza 
a entrar la luz 
Gorka Arellano (España)

beben los mulos,
la corriente del río
entre sus patas

JL Vicent (España)


sin cambiar la mirada,
cruza el camino un zorro.
casi es invierno

Elías Rovira Gil (España)



Mercedes Pérez

No hay comentarios: