sábado, 16 de octubre de 2021

FÉLIX ARCE MOMIJI, HAIJIN DE SORIA, ESPAÑA -SOLO HAIKUS-

 

 

recogida en la roca

algo de lluvia

en la que lavar las manos

 -.-

junto al río…

anudando el sedal

como hacía mi padre

-.-

justo al nombrarla

dejó de cantar

la codorniz

-.-

volviendo a casa

las formas de las nubes

que aprendí en clase

 -.-

antes que anochezca...

un poco más

bajo las hojas de momiji

 -.-

mañana de Año Nuevo,

brilla un guijarro

en lo alto del torii

 -.-

desgastado

el sombrero del bonzo

aún huele a lluvia

-.-

senda costera,

con hojas de adelfa

se limpia las botas

 -.-

camino a casa

comiendo higos tintos

que picaron las perdices

-.-

primeras nieves…

el calor de la luz

a través del shôji

 

sólo caminar,

junto al perro sin dueño

entre las viñas

 -.-

ladera abajo

se acerca una liebre

sin correr demasiado

-.-

vereda de pescadores,

flores de aliso

en las botas de mi hermano

 -.-

atardece

ondulándose con la ladera

el rebaño de ovejas

-.-

flores de noviembre…

recorriendo con los dedos

el nombre de mi madre

 -.-

a punto de romperse,

el brillo de la nieve

sobre el bambú

-.-

tendida a lo largo

de un rayo de sol

la gata duerme

 -.-

pisar la hierba

salirse un rato del sendero

que bordea el río

 -.-

recogiendo la ropa

con la última luz del día

el canto del colirrojo

-.-

bajamar

con los pies en la pocilla

que cavó un niño

 -.-

frente al río

en la mirada de mi hermano

la de mi padre

-.-

este olor...

mientras cae la noche

sólo el volcán

 -.-

el aire no es el mismo

sobre el río

cae la tarde

 -.-

vuelve a llover,

la gata no se decide

a subir a mi regazo

 -.-

está en el aire

lluvia sobre la tierra

ese olor…

No hay comentarios: